jueves, febrero 16, 2006

Rexistencia 25 - Punta Médanos

Nos prestaron un departamento en Pinamar, lugar bastante feo, no sólo por lo careta sino simplemente por la cantidad de gente. No me gustan las playas tan pobladas; prefiero la naturaleza, la desolación, los kilómetros de arena vacía, Claromecó, Reta, Mar Azul...
Los viajes fueron accidentados. Pinchamos gomas a la ida y a la vuelta, un farolito explotó, el burro de arranque fallaba, el capó atado con hilos, el termostato se trabó y el sistema de refrigeración quedó bloqueado, la temperatura se fue por las nubes y empezamos a echar vapor a lo loco.
Pero todo lo fui solucionando y ahora soy -podría decirse- un mecánico automotriz (ya era técnico mecánico según mi título secundario, pero en máquinas y herramientas: tornos, fresas, limadoras).
Bien, la cosa es que el autito blanco nos llevó y aguante la goma de auxilio!, chiquita, pero cumplidora.
Nunca había ido a Pinamar. Paramos en un departamento del centro, zona popular al lado de la otra, que queda más al norte, cerca de lo que llaman "la frontera". Me impresionaron esas casas infernales, esos jardines. Cómo hicieron tanta plata algunas personas?
Si Pinamar no te gusta y tu perro acuático se zarpa de inquieto, persigue pelotas, se excita con cualquier otro perro, le salta a los chicos, entonces no hay lugar para vos. Pero tranquilo: el que busca encuentra.
Camino a Mar de Ajó existe un paraje. No hay construcciones, salvo una improvisada playa de estacionamiento sobre la arena y un faro cercano. El mar es más bravo que en Pinamar. Hay médanos, hay flora y hay fauna. Lo mejor son los caranchos. Ah! Un carancho lo atacó a Ayax, porque éste bardeó y se metió en un nido.
Todos los días hicimos los 35 kilómetros por la 11, desde Pinamar hasta la punta sur del cabo San Antonio.
Ayax tuvo sus días más felices. Se tiraba como kamikaze al mar, sin importarle nada. Yo le tiraba un palito bien al fondo, atrás de la rompiente y él lo traía sin problemas. Nadaba adonde sea. Y me seguía todo el tiempo. Qué perro más fiel!
Para leer sólo me llevé Las Aventuras de Tom Sawyer.
Ayax se quemó las patas y tuve que comprarle una crema y ponerle medias! en los días posteriores, cuando andaba por la arena caliente.
El sol me incendió la cara, día tras día, y me dio su golpe de gracia hoy mismo, en el viaje de regreso, pegándome en la mejilla derecha, en el pómulo y en las patas de gallo sus latigazos ardientes. Llegué con golpe de calor, mareos y dolor de cabeza. Igual, a la noche, tuve que ir a vender objetos maravillosos porque estoy quebrado. Por suerte el bronceado agradó a las clientas y el marketing del vendedor se fusionó como en los mejores días con la mercadería afrodisíaca. Fue una metralleta de venta, una explosión de adjetivos sobre las manos ahora anilladas de las compradoras compulsivas, una descarga de soles la bronca del ambulante de las mesas, que ha vuelto.
Rexistencia 24 ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

11 comentarios:

Lucette dijo...

es lindo claromecó? me recomendás un lugar en la costa? a mí también me gusta el mar vacío y la playa vacía, sólo rellena de arena y agua. fui a mar azul pero quería ir a otro... bueno, si querés me decís. un beso (o no se dice esto en los blogs?)

Obelix dijo...

Rex,

Bienvenido. Me reí con el post.

Atte.

principio de incertidumbre dijo...

Yo no entiendo (si como decís) como alguien que vende cosas ambulatoriamente se va de vacaciones, ¡y a un departamento! Yo me la pasé laburando casi todo el año, en vacaciones, y sólo me fui al Balneario el Cóndor, porque me llevaron y encima quedaba a 30 km de mi casa. :(
La vida es injusta.


¿Podría hablarse de una relación directamente proporcianal de "vendedor bronceado/buenas ventas"? No se lo diga a Hawaian Tropic.


Salud.

Rex dijo...

Lucette: Claromecó es muy lindo, sobre todo la parte que llaman Dunamar. Es un lugar tranquilo, playas grandes, tenés un vivero enorme -un bosque-, hay un arroyo que desemboca en el mar, el sol sale y se pone en el mar porque claromecó está en una panzita al sur de bs as y por eso tiene mar al este y al oeste. Queda en el partido de tres arroyos, es la playa principal, las otras son orense y reta. En febrero está la fiesta de la corvina negra. Cuando hay viento norte, bañate con cuidado porque vienen las aguavivas!
te lo recomiendo. ruta 3 derecho, después la 73. Queda a 600 kilómetros de bs as.
Creo que te conté bastante. Un beso

-Muchas gracias Obelix!

-Principio de i: La venta ambulante, si tenés disciplina, reditúa igual que un sueldo fijo standard. Por supuesto, apenas te alcanza para lo básico: impuestos, alquiler, y alguna cosita.

Generalmente me voy en carpa, que es mucho más barato (te gusta irte de campamento?)
Esta vez me fui de vacaciones a un depto solamente porque me lo prestaron, sino no hubiera podido. Es decir, no tuve que pagar estadía y entonces todo se presentó más accesible. Lamentablemente, los problemas del auto terminaron elevando el costo previsto. En fin, ahora pagaré las consecuencias, pero quién me quita lo bailao!?

En cuanto a la relación proporcional que mencionás, por supuesto! Todo lo que tenga que ver con el vendedor es más importante que lo que se vende. en relación a esto, se me ocurre la dicotomía enunciación-enunciado.

saludos y gracias

perdida liviana dijo...

vendedor-venta = enunciación-enunciado??? AJAJAJAJA Pegó fuerte el sol este verano! Bienvenido de regreso.

Box dijo...

Señor: permítame decirle que el sol lo dejó rexius. Qué ojasos!

Rex dijo...

sí, la verdad que pegó demasiado fuerte,
me cocinó un poco el cerebro. veremos ´qué queda.
gracias!

Box: sus ojos no se quedan atrás, eh!

Fideos y Fideos dijo...

bienvenido rex! te llevaste la viola?
ahora que sé cómo es ajax puede imaginármelo mejor!

Rex dijo...

Gracias Fideos.

SAabés, la guitarra se golpeó y ahora tiene una rajadora muy importante en su caja de palisandro. Igual todavía suena bien. voy a ver si alguien me la arregla.

principio de incertidumbre dijo...

Fe de erratas: "directamente proporcional". Mi profesor se enojaría.

Sí, me gusta el campamento, de hecho nos fuimos (con mi familia) muchas veces a Las Grutas y un par, yo y mis amigas y hermanos, a La Boca (a.k.a "el cóndor").


Ahora, esa dicotomía, es bastante mala, ¿no? Si a mí me gusta algo me lo compro, y listo, no porque el vendedor esté bueno (o no). Aunque todo vale...

Rex dijo...

no importa que el vendedor esté bueno, importa su discurso y como me dijo alguien su actitud.
te aseguro que hay gente que se compra cosas que no le gusta, pero le gustan las palabras que llevan encima.
saludos