lunes, febrero 20, 2006

3 comentarios:

perdida liviana dijo...

Menos mal que esta vez la canción vino más tranquila, porque he de contarte que la otra noche, a eso de las 3 de la madrugada, me puse a investigar mis bloggs de siempre. Y, cuando entro al tuyo, no va que empieza a sonar con tutti un cumbión... Al final, desperté a todo el mundo, aunque no sé si por la música o por la risa que me dio el exabrupto.

Rex dijo...

Ja, perdón!

perdida liviana dijo...

:) Saludetes!