jueves, noviembre 30, 2006

Viene el rápido. Estoy despierto. La pieza se llena. Asoma lo desconocido. La estructura tiembla. Antes estaba con vos. Ahora sigo solo. Vivo. Presenciando el deterioro del cuerpo. La luz agarra el martillo. Los ojos no se cierran nunca. Las cosas están enfermas. Las mastica el claroscuro. Una boca habla con dificultad. Repite los deseos. Las cuerdas saltan por el aire. Viene el mudo. Te encuentra dormida. Boca abajo. Asoma lo desconocido. El silencio es el espejo. Refleja la miseria. Vieja como el hombre. La madera cruje. Son los pasos del invitado. Va y viene. Mira hacia atrás. Démosle la palabra. La soledad es una reunión pública. Vos dormís en tu hermosura. Dividida en franjas. La materia se cae. La tristeza existe. En la cama blanca. Estoy despierto. Ahora sigo solo. Camino por la calle. Las cosas están enfermas. Tomo un taxi. Una boca habla con dificultad. Antes estaba con vos. Llego a mi casa. La estructura tiembla. Son los pasos del invitado. Va y viene. La luz agarra el martillo. Asoma lo desconocido. La pantalla me quema. Viene el rápido. Démosle la palabra. Repite los deseos. Los ojos no se cierran nunca. Se hizo de día. Ventana cruda. Pie de la letra. Espero tu mensaje.


*******************************
ilustración: David Scheirer

2 comentarios:

naná dijo...

me gusta mucho lo que escribis. veo que tembien haces algo de musica. ay! me juntaría con vos a que me leas algo tuyo al oido y q toquemos y nos toquemos. se me ocurre q sos un bombón y que hay que comerte.
no te inquietes.

curandera del amor dijo...

Naná, tenga un poco más de taco...
Juanegriego es un alma sensible.