lunes, noviembre 27, 2006

Escorpión se metió en la zapatilla. El veneno me está durmiendo todos los proyectos. Muerte, muerte, mi vida. Pasó un colectivo pero siguió de largo. Pasó otro pero perdí las monedas. Voy a comerme las cuadras hasta llegar al centro de mi pieza. Me vas a llamar por teléfono y vas a decirme te amo. Los pájaros se vuelan de los agujeritos. La mesa soporta una montaña de platos sucios. Surge la chispa. Voy a dormir la siesta. Después vuelvo. Tengo que reconciliarme con los muñecos. Las ideas necesitan regarse. Siempre tengo el celular prendido. Pero no espero nada, porque la nada es mi mejor amiga. Cuando me doy cuenta de eso, tomo conciencia de mi poder y soy el hombre más valiente del mundo. Pronto, una multitud se va a rendir ante mí, en las mesas de los bares nocturnos. Creo que algo tremendo me está por pasar. La carne está abierta, pero recuperé el ojo enfermo. Apenas queda un poco de astigmatismo. Esa guitarra que escucho es una canilla goteando. Mirame los sonidos. Soy puro corazón.

Corazón se metió en la guitarra. Los sonidos se miran en la pureza. La canilla gotea lo poco que queda. El ojo está enfermo y la carne está cruda. La multitud viene a buscarme a las mesas. Me levantan en andas porque quieren tocarme. La venta es espera, es la nada pensando. La conciencia es del mundo y la espera es del hombre. Mi amiga necesita regarse. Los mensajes del celular le resucitan las flores. Las ideas le queman la cabeza a los muñecos. Soy una chispa. Me duermo en cenizas grises, pero tarde o temprano vuelvo. Los agujeritos rompen la montaña. La mesa está al revés. La siesta nos pide a gritos. Vos me vas a llamar por teléfono y vas a decirme te amo. Vas a comer la calle hasta llegar a mi cama. Las pájaros están cantando. Muerte, muerte, mi vida. Pasó un colectivo, pero vos te quedaste con la puerta abierta. Pasó otro, pero vos tocabas bocina. El veneno tiene forma de moneda. Los proyectos gastan zapatillas. El escorpión lleva la cola levantada, busca corazón para su estómago.


*********************************
ilustración: arghavan

3 comentarios:

sasha dijo...

desespera.
aunque con un buen tercer ojo.

niñacriolla dijo...

q lindo! me encantó lo de comerse las cuadras, comerse las calles para llegar...la imagen es perfecta.
++slds

EmmaPeel dijo...

palmetas aplaudidoras Juan Diego por este txt, seguimos leyendo
Besos y palmeritas!