miércoles, septiembre 28, 2005

Rexistencia 5 - Infinidad*

Viajo en el 128 hacia la reunión remisera. Pienso cosas. Un hombre mayor sube con una guitarra. Saluda al chofer amistosamente. Se conocen. Observo la situación. Habrá subido a este coche infinidad de veces. Su aspecto es desprolijo. Su cara es cansancio. Empieza a tocar una canción folklórica. Lo hace realmente bien. La habrá tocado infinidad de veces. Canta con voz ronca pero afinada. La habrá cantado infinidad de veces. Lo aplauden. Infinidad de veces. Su cansancio me alcanza. Mis monedas lo alcanzan. Saluda y desciende del colectivo. Lo miro a través de la ventanilla. Arrancamos otra vez. El viaje vuelve al silencio. Pienso cosas. Moriré ahora mismo. Por qué no. Con un gancho extraerán el cerebro por mi nariz. Llenarán la cavidad craneal con una especie de betún. Me sacarán los ojos. Los reemplazarán por otros artificiales. Me quitarán las vísceras. Llenarán mi vientre con sustancias aromáticas. Mi cuerpo estará sumergido en sal. Billinghurst y Peña. Tengo que bajar. Me cuesta. Estoy aplastado contra el asiento. Tengo que hacerlo. Cuesta. Me pongo de pie. Toco el timbre. El colectivo no se detiene. Nunca. Toco el timbre. La velocidad aumenta. No importa. Me arrojaré a la calle. Infinidad de veces. Por qué no. Tomaré, allá, el primer barco junto a los músicos callejeros. Vean, acá guardo mi boleto desde hace tiempo. Bajaré de aquí y subiré allí. Surcaremos los océanos. Algún día no. Porque ese día nos abandonaremos. En el medio del mar. Para morir de hambre. Para morir de cansancio. Frente a los intrumentos mudos. Desafinados por la nada. Solos. Sin público. Sin caras fugaces. Sin caras violentas. Sólo el gran cementerio marino infinidad de veces.
*Beau ciel, vrai ciel, regarde-moi qui change!
Après tant d'orgueil, après tant d'étrange
Oisiveté, mais pleine de pouvoir,
Je m'abandonne à ce brillant espace,
Sur les maisons des morts mon ombre passe
Qui m'apprivoise à son frêle mouvoir.
PV
Rexistencia 4 ----------------------------------------------------------------

5 comentarios:

Obelix dijo...

ánimo amigo!

Un abrazo


Atte

Pablo dijo...

Demaciadas cosas hemos hecho infinidad de veces, t tendremos que seguir haciéndolas.

j dijo...

Devant cette nuit chargée de signes et d’étoiles, je m’ouvrais pour la première fois à la tendre indifférence du monde.

AC

Marina dijo...

Rexius, que pacha que no actualizamo????

Rex dijo...

Obelix: se lo extrañó ayer en la reunión.
Pablo: Es cierto, infinidad.
J: Muy bueno Camus.
Marinusca: no entiendo, este post es de hoy.