viernes, septiembre 02, 2005

Después de los días

y los libros con presentaciones y crónicas del desamparo y el desparramo en restaurantes de las noches literarias para la conversación y la conservación de la náusea encriptada del mundillo cholulo de la intelligentzia y el blog imponderable e imperdonable, puede alguien decirme me voy a comer tu dolor y repetirme te voy a salvar esta noche?

5 comentarios:

la vecina del padre de marta argerich dijo...

yo diría varias cosas, diría:

a) el blog es perdonable siempre que así se escriba, o sea, como en este blog se escribe, rex o regina sabrán darle continuidad dentro de la porción de virtual eternidad que les haya tocado rellenar. más bien hay que preguntarse un ¿por qué no?

b) luego de un desparramo literario por la noche, lo mejor es tirarse en la litera, bah, en la catrera, no, mejor en un colchón de los buenos. en ese orden o en el de preferencia... que no siempre es el posible.

c) y no, desaconsejo (si cabe) andar comiendo/masticando dolores ajenos: traen, a su vez, dolor de cuerpo, de alma, de distintas partes, de cabeza... ¿y después quién te lo saca? a veces la abstinencia es todo lo que queda. y a veces, no es poco.

saludos & disculpas x longitud, etc.

jimena dijo...

(la vecina del padre de marta argerich soy yo y no, casi ya no toco el piano, pero algún día volveré)

Box dijo...

Fue noche de duendes, la de anoche.
Mi resistencia: Sigur Rós y un libro abierto al azar. Leí:

"Lo que se mira pero no puede ser visto está más allá de la forma;
Lo que se escucha pero no puede ser oido está más allá del sonido;
Lo que se agarra pero no puede ser tocado está más allá del alcance;
Son cosas tan profundas que evaden la definición,
Y pasan a ser un misterio."
(Tao)

Hypolita dijo...

Rex, sólo por citar a los redondos ¡tan bien! volveré a este blog.

Rex dijo...

Gracias Hypólita reina de las amazonas,
serás bienvenida.