martes, octubre 03, 2006

Muerto en el campito con canciones
















Pasé todo este tiempo con trece años, escarbando con un palo el html del campito atrás del Mercado Central, para publicar en internet la siesta, los partidos, las peleas, los perros y la familia.

En el verano, me quedaba en el barrio con mis amigos. Las horas transcurrían con ingenuidad. Entre todos inventábamos historias donde no hay nada. Sin saberlo, en aquellas fantasías escribíamos nuestras memorias, para asegurarnos una muerte en paz.

En la plantilla del campito encontramos un código ilegible, que no tiene sentido descifrar. Alcanza saber que está rimado, que es una jerga que se puede tararear y acompañar con guitarra.

Ahora, en el mediodía de la vida, toca la vuelta del estribillo. La estrofa del corazón se fue con la primera. Yo pensé que las cuerdas saltarían compulsivamente, pero los acordes sobreviven y el pasto sigue alto, como el sol.

Adiós, adiós, esta musiquita no es para explicar, es para cantar.

La serenata a Villa Celina está en modo repetición hasta que se haga de noche y tenga que irme a dormir.

Cuando el pasto caiga, la gente que me hace los coros seguirá entonando mis quimeras durante un tiempo, dirán que los personajes del barrio se agigantan y que ahora son protagonistas de un relato nacional, del más puro, del más santo, del más fuerte jamás contado entre la General Paz y la Richieri.

11 comentarios:

paula dijo...

me gusta juan (me gusta que engral usas la pal campito)

EmmaPeel dijo...

tus notas sobre Celina me recuerdan mucho mi infancia en Glew, y los quilombos del después en temperley y alrededores

gracias, te sigo leyendo atenta y con los recuerdos a mano

Pulpita dijo...

Juan, tu barrio es todos los barrios

las pulpitas siempre estamos

besos!

Mariposa}:{Mística dijo...

Celina una leyenda urbana?
El campito de atrás tiene rima quizás eso deba ser la leyenda.

niñacriolla dijo...

muy-bueno Juan, quedamos a la espera de las siguientes entregas del relato. Es que todo barrio tiene su "gordo", su "negro", su "polaco", su "rengo", su "esquina" y su "campito", soy una convencida de eso.

Penélope dijo...

dicen que dicen que villa Celina ya tiene cantor y que hasta puede cantar el campito tal cual, igualito al mío que queda un poquito más acá.

besos

Lale dijo...

te conté que estoy manejando la posibilidad de volver al barrio de manera definitiva?

Rex dijo...

Muchas gracias a todos.

No sabía, Lale, contame más por mail.
besos

Ary dijo...

¿y dónde guardaste todas las bolitas y los bolones?

Rex dijo...

bolitas me quedan pocas. lo que guardé, más que nada, son soldaditos.
un día de estos les voy a sacar fotos y las voy a postear.
saludos!

Ary dijo...

Hay un famoso caricaturista que cuando era chico me afanaba todos los soldaditos, él era más grande que yo, y yo lo único que quería era jugar con él. Y así quedé sin soldaditos. No me preguntes el nombre del famoso caricaturista porque no me acuerdo.