sábado, agosto 04, 2007

Ya es de día/la gran estrella está prendida/
ha sido hecha a la medida de mi ojo/ es un flash
que alumbra la ausencia de mis seres queridos/
puede ser blanca o negra/qué más da/
si es oscura o directamente invisible/qué más da.
Hoy sólo puedo escribir poesía/
no me hables porque no puedo escucharte/
no me escribas porque no puedo leerte/
los árboles están al revés/las raíces al cielo/
las copas enterradas como muertos/
las hojas respiran el fondo de la tierra.
Por la ventana puede verse la calle del pasado/
un infierno negro rebosante de vida/
donde los jóvenes muerden limones en el
medio del humo/ en esos rostros lejanos
veo mil caras cercanas/ sus risas bestiales
eclipsan la luz de mi pieza/ quisiera irme con ellos/
entrar en acción/ salir de mis pensamientos/
atravesar los cerramientos/
pero mis dedos son lápices en el vidrio /
perforan el sueño con la porquería/
sangran la nube por la poesía/
deslizan sus aguas en el velo de hoy.
Porque he sido infectado con la porquería/
ya no puedo caminar/ no puedo cantar/
ni hablar/ ni decir o mover
alguna parte del cuerpo salvo las manos/
manifestantes anacrónicas sobre el teclado/
en la poesía de mi mundo duplicado/
pajaritos estrellados/ embanderados/ encapuchados.
No me busques ni quieras llamar la atención /
no me pidas que te mire porque no tiene caso/
la vista está perdida/ metida / debajo/
en el líquido de una bolsa fantástica/
allí los ojos se arrugan en posiciones fetales/
y en los más viscerales/ recodos /
me esconde la vegetación de una selva
que nunca vas a pisar/
en las márgenes de la formación reticular/
donde los cables de tu activación general/
no llegan ni llegarán.
El agua tiene gusto a vino/
hasta los chicos se han puesto borrachos/
nadie dice bien las cosas/
la sintaxis se rompe como las olas del mar/
las anécdotas ya no se pueden contar/
el lenguaje es como la bandera
de la manifestación/ la única manera
de llevarla abierta en la calle/
es llenarla de agujeros/
y que el viento la pase a través.
Por eso/esta calle sin conciencia /
salta casilleros/piedra tras piedra /
cuando la veo/ sólo puedo escribir
poesía/ mirarla como una imagen partida /
uno dice que es expresionismo/
otro que es impresionismo/
uno mira el paisaje/ otro la cara.

5 comentarios:

marian dijo...

impecable, como el oreja que aplastaba pajaritos...era oreja? no sé, pero sí que me paralicé escuchándo el relato aquella noche en los mudos, con vale nos asustamos tanto que ni siquiera nos pudimos acercar a felicitarte porque no te podíamos sacar del personaje... debíamos decirtelo un día... felicitaciones por su obra

juandiego dijo...

sí, marian, era El oreja, que descuartizaba gaviotas en su celda.
no sabía que se me veía tan poseído, perdón si las asusté!

Marina dijo...

me gustaron las imágenes Rexius

saludos

Vale dijo...

uy
no cuelgues...

algunos leemos en silencio....

juan de dijo...

no, no cuelgo, vale, sigo escribiendo.
gracias!