martes, noviembre 01, 2005

Rexistencia 10 - Murci

No molestar, hombres diseñando. Está quedando muy lindo el 20, hay remodela ciones sutiles de la estética. Escucho música preciosa. Hay una chica nueva que me gusta. Su nombre empieza con P. Sí, sos vos. Cambiando de tema, les voy a contar la historia de Murci. Resulta que una noche yo estaba en mi anterior departamento de Boedo, tipo 2, 3 de la mañana, muy silencioso todo frente a la computadora, oscuridad del verano, ventana abierta del balcón, de repente siento que algo me toca la cabeza. Levanto los ojos y veo una criatura desenfrenada volando en el vértigo de mi cuartito, estampándose acá, allá, tocándome el pelo, ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh el grito que pegué no te lo puedo describir. Me levanté y salí rajando al dormitorio donde me encerré con mis palpitaciones para pensar qué hacer. Después de un rato, me cubrí la cabeza con un sobretodo y salí con el paraguas y empecé a agitar la atmósfera, deseante yo que la criatura siga su camino por la noche exterior. Pero estaba atontada o algo y se chocaba más y yo abría todas las ventanas posibles e intentaba con la luz apagada, con la luz prendida, pero no había caso, Murci, ratón volador encandilado, estaba re puesto y chillaba agudos horribles, mientras insistía con el aleteo demoníaco. Todo igual durante un rato hasta que, en un punto del temporal, se me ocurrió abrir también la puerta que daba al pallier, una abertura más grande que las ventanas. Y por suerte la nueva opción resultó inmediatamente y Murci se fue de mi casa a volar por las escaleras. uf.

En los días siguientes la vecindad conoció a Murci, hubo temas de conversación, chistes, ¿y cómo habrá entrado al edificio? Yo mutis. Me enteré que llamaron a una empresa especializada, fumigadora o algo por el estilo, y me puse triste por Murci. Sentí culpa.

Cuando vinieron -una tarde-, lo encontraron en un agujerito increíblemente chico por Planta Baja, lo doparon con un gas, lo sacaron despacito, lo exibieron con las alas abiertas a los curiosos.

-¿Está muerto?

-No, no -contestó un hombre especializado-, solamente está tonto por el gas.

Nos explicó que "estos bichos son muy importantes" porque comen no me acuerdo qué cantidad de insectos y mantienen el equilibrio...

Nos dijo que lo iban a soltar en Parque Centenario. ¿Será verdad? No sé, pero yo me quedé más tranquilo. Pobre Murci. ¿Habrá vuelto a mi viejo departamento? Mirá que me mudé, Murci, eh.
Rexistencia 9 ------------------------------------------------------------------------

4 comentarios:

Ling dijo...

¡¡Ay, por favor!! Le juro que, si me pasa, yo no sobrevivo...

lolamaar dijo...

cuando nos veamos me tenés que contar quien es P. sabés que estas informaciones me pueden. te quiero rex, saludos, LM

Marina dijo...

Yo me puse celosa de P.

saludos

Hypolita dijo...

Si estaba atontado es que tiene rabia. Ya no es más buenito Murci.