miércoles, noviembre 30, 2005

Autoimagen 6 - En el techo del tren



En aquella época viajaba mucho por el país. Dedo, a veces trenes, guitarra, carpa, parques nacionales. Una mañana iba en el tren que une Buenos Aires con Bahía Blanca. En el vagón turista había un montón de gente copada. Muchos músicos. Había violas, armónicas, flautas, bongó, etc. Se armó un concierto impresionante, improvisado y entre desconocidos. Tocamos, más que nada, rock and roll. Bueno, la cosa es que ya había participado como dos o tres horas de la zapada cuando el Rosarino nos dice (a mí y a otro flaco): "¿che, nos subimos al techo del tren?". Lo pensé un momento. Era peligroso: la formación venía muy embalada. Si nos caíamos, nos matábamos. Y bue. Era una época media suicida esa. Le dije que iba a subir con la guitarra. El otro pibe, que no me acuerdo cómo se llamaba, subiría con la cámara de fotos. Nos trepamos por donde está el fuelle. Re jevi! Hacíamos pie en tornillos y fierritos. Finalmente subimos. El viento te re tiraba. Algunas nubes por ahí no impedían el sol sobre nosotros. Alrededor, era todo campo. La sensación que experimenté ahí arriba fue única. Cantábamos Mañanas campestres. Anacrónico pero muy pertinente. Después de un buen rato, nos bajamos. Zafamos de matarnos. A esos pibes los había conocido en el mismo tren. Cuando el viaje terminó, nos separamos y nunca más nos vimos. No tengo idea de dónde andarán ni qué hacen.
Autoimagen 5 --------------------------------------------------------------------------

14 comentarios:

la enmascarada dijo...

Parecés el profesor hippie!

acteon dijo...

Ese tipo de encuentros, ese cruce con gente que empatiza al instante con uno, en el Sur, se magnifica por su efimeridad. Y tal vez, jamás te lo vuelvas a cruzar, pero dada su intensidad, concentra en un día toda su personalidad y todos sus días. No siempre ocurre, pero las condiciones suelen ser propicias en los viajes.

Saludos.-

PD: Rex, ¿recibiste mi mail?

Rex dijo...

enmasc: profesor no, pero hippie seguro. Y bue.

Hernán: Es así. Esa gente concentró todo en un día.

saludos

Fideos y Fideos dijo...

Che ese tren es una masa!
me fui dos veces a sierra de la ventana con muchos amigos.

Viste que usan latitas para hacer ceniceros en el coche comedor?
Viste la cantidad de gente que se cola en ese tren y se suben con cañas de pescar y se bajan recién cuando los agarran?

Sí hay gente que toca la guitarra a nosotros nos pedían tangos y toqué "caminito" y "melodía de arrabal". Muy divertido. Muy buen viaje.

autobombo dijo...

Historias de trenes. Cierta vez quedé atascada un par horas en el "Gran Capitán", ese que une la estación Federico Lacroze con Posadas (misiones). Nos subimos al techo: un rastaman paranoico que decía que una organización lo buscaba para matarlo; mi compañero fotógrafo, tres pibitos que vendían artesanías en cada estación y dos evangelistas, desesperados porque no llegaban a su encuentro con el gran pastor. De pronto alguien, no sé quién, empezó a cantar la marcha peronista. Y todo el tren, los de arriba del techo, los de abajo del techo, lo siguieron. Yo la tararerié. No sé por qué.

Lale dijo...

já! historias de trenes? yo...mmm... bueno...mmm... tengo una pero de avergüenza... cómo pude? vos te acordás cómo me buscó la policía de Tandil, Rex?
qué loca!

ani. dijo...

Estaba estudiando linguística con la parte de una canción en mi cabeza. Se me ocurrió que esa parte que se me había pegado de la canción, sería un lindo título para un blog. Entré para chequear el tuyo. Está muy bien, me gusta.

Creo que voy a cumplir mi prenda. Sólo porque me gusta el título que se me ocurrió.

Te mando un beso, Rex!

Rex dijo...

Fideos: sí, ese tren es una masa. es lindo viajar allí, pasan cosas intensas.
Che, así que tocás tangos con la viola? Yo también algunos. Hay que juntarse a zapar, eh.

Autobombo: La historia que contás está buenísima. Lo de la marcha peronista es lógico. Viajar arriba del techo del tren es medio peronista, de una. Tenés que contarme más del rastaman perseguido. Ja, Genial personaje.

Lale: Prometo que pronto posteo la historia de Germán Ortega y todas nuestras viscicitudes en tandil.

ani: qué soropresa encontrarte por acá. Me parece bien que cumplas la prenda. apenas lo hagas, pasame el enlace. no te cuelgues. supongo que pronto sabré cuál es la canción.

saludos

Fideos y Fideos dijo...

dale, ¿pero vos sos más rolinga no? bueno, lo mio es sumo algún tango, jazz y bosta nova (según juan, viejo de ipanema) y etc...
Bueno dale. ya te pasé el dato.

Lale dijo...

Rex, lo de German Ortega fue genial. pero yo me refería a otra historia, bueh, no importa, dejémosla en el olvido.

Pablo dijo...

Es muy lindo el techo del tran. Los que viajamos en el Roca habitualmente sabemos lo que es eso. Está bueno, especialmente entre las estaciones Hudson y Pereyra, que hay un trecho muy, pero muy largo, y entre el Bosque-selva rivereño. Es un poco peligroso, una vez, cuando vovlía de la escuela, me subí al techo y empecé a correr por el techo hacia la parte de atrás, me dio una rama en la cabeza y casi me mato. Consejo: si van a correr o caminar por el techo del el tren, háganlo siempre de atrás para adelante y si lo hacen al revés, vayan relojeando siempre para atrás, si no les puede pasar como a mi.

Basilisa dijo...

no nos olvidemos de todos los lugares que quedaron sin trenes, sin historia, o sin gente para contarla, lo cual es prácticamente lo mismo.......

Anónimo dijo...

¿Cómo conseguiste la foto si no los viste más?

Rex dijo...

porque la cámara de fotos que usó ese pibe era de mi amigo mumra, compañero del colegio que viajó conmigo y que no se atrevió a subir. nosotros quedamos en mandarles por correo. no sé si mumra lo habrá hecho.
saludos