martes, noviembre 01, 2005

Pensamientos desordenados en torno a la estación Haedo

Hace un par de horas me llamó mi vieja. ¿Viste lo que pasó en Haedo?

Pendí la tele. Como muchos ya se habrán enterado, hubo un quilombo de aquellos.

Tomo el Sarmiento desde que era chico y es un bardo. Las cosas que vi, que pasé ahí arriba, que paso, en realidad, porque todavía tomo ese tren, no tienen nombre.
Ahora vivo en Flores, a dos cuadras del ferrocarril. Hoy, justamente, iba a tomar el tren para ir a Once.

Una vez subió una banda de chorros y asaltaron a medio vagón amenazando con cuchillos. A la mañana o a la tarde, viajan todos colgados. Cuando el tren llega a Once a eso de las 19 hs., la gente entra en avalanchas, sin dejar que desciendan los pasajeros que vienen arriba. Hay escenas insólitas, gente bajando por las ventanillas, trompadas al pasar, etc.

En Haedo viví tres años, desde el 97 hasta el 2000. La estación es (era) preciosa, con sus arbolitos, con sus perfumes, con sus techitos. Por esos andenes caminaba con una chica que amé. Allí la espero todavía sentadito abajo de las rejas. Ella baja del tren y me sonríe.

El ministro Aníbal Fernandez acaba de decir que "esto es un hecho armado", que Quebracho es el responsable. MENTIRA. Quienes hicieron quilombo fueron los trabajadores, los pasajeros, que están repodridos de esta vida de mierda arriba del Sarmiento que nunca viene, que sos ganado, que llegás tarde al laburo y el patrón te descuenta.

La vida en el Conurbano marginal puede ser hermosa, pero también puede ser una gran mierda. Una vez viajé a Tigre a través del conurbano acomodado y nada que ver. ¿Por qué los trenes del norte son re lindos? No me chamuyen con Quebracho, no me jodan, el sur, el oeste está olvidado, está librado a su suerte desde hace años, y desde hace años que escucho a mis compañeros circunstanciales del vagón decir: "loco, hay que romper toda esta mierda, hay que prenderla fuego".

Es la gente, señor Ministro,
sí, es verdad, quizás hubo algún activista, un agitador, quebracho, lo que quieras, ¿y con eso qué? bienvenidos sean, ¿que esto le hace juego a la derecha? ¿que esto le hace juego a la izquierda? ¿al centro? ¿a fulanito? ¿que es por Bush?Abstracciones! TEorías! Gente que habla gansadas y que no conoce la realidad, que la imagina a su antojo en la mesa de algún café en la Capi comiendo un tostado, que juega a la política como se juega al TEG.

La posta saben cuál es? Aquel tipo, sí, el que viene atrás, el de barba, sí, ese, viaja desde hace treinta años, el chabón es tornero en una fábrica en San Martín, cerca de la General Paz, ponele. El tipo les cuento vive en San Antonio de Padua. Siempre se baja en Liniers y ahí se toma otra cosa, un bondi, el 28, o el 21. Está haciendo una changa, porque lo despidieron hace 6 años. Ahora está en negro. Le pagan 800 pesos. EStá resignado pero guarda siempre un poquito de bronca en el fondo. Viaja colgado en el tren, viaja colgado en el 28, en el 21. Una mañana, en Morón, dicen por los altoparlantes que se cancela el viaje. La gente empieza a golpear los vagones. Miles de torneros re podridos igual que él, empleadas de negocios de Once, volanteros, oficinistas, vendedores ambulantes. El maquinista está todo cagado y aunque el tren no da más, arranca igual. Pero claro, la máquina empieza a hacer chispas, está al límite. Próxima estación: Haedo. Las chispitas de los metales al rojo suben al vagón, que se empieza a prender fuego.
¿Saben la cantidad de veces que viajé en el Sarmiento y se prendió fuego? De verdad les digo, eh. Bueno, en Haedo, con un vagón en llamas, con la gente en el andén que espera muchas cosas, al tornero le sale, casi involuntariamente, una queja bajita, apenas la escuchan los de al lado. Otra vez?, y la puta madre que lo parioooó. Es un efecto dominó la bomba molotov, por más que repriman gendarmes con golpes, con balas de goma, con gases, de la estación se pasa a los bancos de la calle Fasola, a las paradas de los colectivos, a los tachitos de basura, a la estación de servicio de la pibita que me compraba anillos, al mcdonalds sobre Rivadavia, al patrullero,
y la violencia es un escándalo para la clase media que lo mira por tv, es un escándalo el vandalismo,
mirá mirá qué negros de mierda
cómo se robaron las monedas de la máquina expendedora, la computadora de la oficina...
y con eso qué?
No entienden nada. Sigan jodiendo.

14 comentarios:

seño dijo...

asi se habla, loco

para pensar en el peligro y en la circulaciòn democràtica esta la fucking television

Pablo dijo...

Es verdad...y ni te cuento lo que es el Roca...prenderlo fuego es poco.

absolut remiser dijo...

yo lo vi por tv y también me pareció que había broncas acumuladas
cuando la gente está tranquila, por más de que haya unos flacos de quebracho agitando, no pasa nada, se quedan solos rompiendo.
para que la cosa explote con un fosforito tiene que haber pólvora.
como en el 20 de diciembre. por más que haya habido punteros organizando, la acumulación de bronca estaba toda ahí.

la enmascarada dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
la enmascarada dijo...

Chicos, no sean ingenuos. No apoyo la versión de que fué el grupo Quebracho (además ellos se hubieran hecho cargo orgullosos), pero tampoco me creo la de las masas enfurecidas. Vivo en Haedo, y no sé si saben que ahí hay un barrio ferroviario, y que en Haedo vive Sobrero, que fué candidato por el partido ferroviario, y que está presente en cada quilombo de vías férreas. Que la gente viaja mal es un hecho, que el servicio es pésimo y las condiciones humillantes, también. Pero que un trabajador enfurecido rompa negocios y afane, eso no me cierra muchachos. ¿Qué necesidad de romper dos bancos, saquear negocios (los comerciantes también son gente que trabaja)...y además...el ramal va de Once a Moreno ¿justo en Haedo se armó lío? Oh casualidad!
Además hay que ser muy h de p para mandar al hospital a dos bomberos. Viví hasta los 26 años en Morón y sé que los bomberos son voluntarios, sé cómo laburan y sé lo que significan para esa comunidad. Por favor, que no los engañen los pasquines. El tipo que labura no se puede quedar a hacer tanto quilombo porque...se tiene que ir a laburar!

Luca Brosth dijo...

pablo, por lo que me comentó gente que viaja en el Sarmiento, el Roca es un lujo... es diesel y todo lo que quieras pero la gente quiere llegar a horario y viajar comoda. El Sarmiento tiene una frecuencia de mierda y va hasta las pelotas todo el tiempo. El Roca (el nuestro, el via Quilmes) es un desastre pero pasa uno atras de otro y en el 90% de las veces te sentas y miras pasar los arboles por la ventanilla. Salvo cuando uno de esos amigos de la vida se tira abajo de la maquina, y no precisamente porque sea mecanico.

Pablo dijo...

Eso es verdad...las veces que viajé en el Sarmiento fue horrible.
El roca tiene otros problemas, como el de llegar a destino, no porque se quede a mitad de camino la formación, sino porque te agarrás a las trompadas con alguno y quizá te mata de un cuchillazo. Los asientos de metal te encuadran y enfrían el culo...eso si, no se si es mejor ir parado.

Pablo dijo...

Ah, y ahora se les ocurrió la feliz idea de ponerle venanas, porque hasta hace poco te cagabas de frío, y si llovía, te mojabas menos si ibas caminando sin paraguas a destino.

Fideos y Fideos dijo...

Bueno si viviste cerca de la estación conociste el "mocambo" (genial no?).

Y con respecto a lo que hay atrás de esto... No puedo dejar pensar en otra persona que en Duhalde. Es mi paranoia, pero hay que conocer gente de la municipalidad para que se te pegue esa idea todo el tiempo. Son narcos posta. Es duro hablar de este tema, pero tengo varios amigos que conocen esas historias de "agitadores" contratados para romper los supermercados, y que conocen a las personas que contratan. Más allá del hambre o de la furia hay que ser muy inocente para pensar que las cosas se dan por razones ideológicas a esta altura del partido o por que la gente se calienta de un día para el otro.
Nada nuevo bajo el sol. Yo lo de quebracho no me lo creo ni ahí, de algún lugar sacan plata.

(Paréntesis total: entró una yegua terrible en el loc)

Pero rex, no todo es discrepancia.
Sí, el tren es un caos. La vida en este lado es una mierda. Eterno Wild West, eterna tranza.
Viajar en el tren es como un símbolo de esa miseria, y de la inmoralidad de los intendentes gordos choripanes (curto es mi rey municipal). Tengo mis historias del San Martín, pero nos cansamos de contar como nos cagan a cascotazos, como te afanan,y como tratan de violarte, y todo eso.
y bueno, ya está. Un día de estos nos juntamos a tomar una birra.

Fideos y Fideos dijo...

La cosa es así:
Sarmiento
San Martín
Roca









Trenes conchetos de tigre que se abren con un botón (me sentí re indio cuando después de la desesperación descubrí que tenía que abrir la puerta con ese botón)

CON BOTONES!!!!!!!!

paula dijo...

no lo digo con honra pero conoci gente de quebracho y me enterè que verdaderamente a varios teen-dirigentes les pagaban con merca, pero ellos como si nada, con el corazòn bobo por las armas, intenciones sinceramente idealistas.
Lo de q una parte està armado siempre sucede, pero es innegable que hay un plus de cebados sin directivas y esa gente con bronca de miseria tiene que ser parte de la lectura polìtica. Digo, no porque los saqueos precacerolazos hayan estado armados x duhalde (y menos por las consec asamblearias X )hay q desmerecer las reacciones espontaneas, en todo caso forman parte de una bronca -disfuncional en su desorganizacion- pero no son meros delincuentes o gente ofendida que solo quiere trabajar (, enmascarada) Un bajòn todo

Rex dijo...

Los comentarios me parecen pertinentes y aunque haya discrepancias quizás, todos tienen algo de razón.
Ayer escribí el post en caliente, porque la estación Haedo es muy querida para mí y porque estoy re podrido del sarmiento. Sólo agregaré que, por mi parte, realitivizo la violencia de estos eventos y no me escandalizo; creo que es mínima en comparación a la violencia lenta del día a día que muchos tenemos que padecer y bancarnos silenciosamente en todas partes, viajes, laburo, barrio, etc.

saludos a todos

pd: Fideos, genial el paréntesis. El blog se parece un poco a la radio; los post y los coments son algo así como entradas de noteros, a veces.

Marina dijo...

Rexius, me gustan las estaciones de tren. Me gusta viajar en tren ( creo que más en los del norte, o el que va a Marpla).
Me gusta que Ud haya amado a alguien a quien ve bajar del tren.
Me violenta la violencia, hasta la más sútil.

saludos

Scaramouche dijo...

Rex: Creo que en lo que pasó en Haedo hubo un poco de todo. Puede haber comenzado como un malestar del laburante que se siente forreado por el mundo entero, pero el desmadre de ayer tiene otras connotaciones. Ahí se jugó una interna sindical y un pase de facturas entre grupos políticos.
Claro que el perjudicado es el tornero que vive en Padua y trabaja en San Martín y que para volver a su rancho tardó cien horas si es que no terminó en cana y cagado a palos.
Saludos.