viernes, agosto 25, 2006

-Qué ojos tan fijos tienes!

-Es para enamorarte mejor.



















Estamos en el medio de un círculo
en el piso de un boliche.

Las luces ofrecen tus caritas a los besos
en la boca donde puedo vivir una vida
pero la cara verdadera que lleva el borde
de mis huesos se rompe en la debilidad
del fondo del fuego a treinta centímetros
antes que cualquier labio sea posible.

Van los piropos y vuelven distintos aspectos
de vos, ahora dibujito de Mark Ryden,
por momentos chica gótica,
cada tanto nena con flequillo,
siempre del lado de la sombra.

Al principio los nervios resultan
como advertencias y honestidades
brutales, pero reforzados
por los ojos fijos finalmente
la conversación es nuestra conservación,
la romanización mi armonización
para las palpitaciones y el ánimo
desamparador un desparramo
de vida y sangre, porque no es como vos
decías, es al revés, lo que deseamos
es amar un poco, amar algo, amar al fin.

6 comentarios:

Roberto Sánchez dijo...

tantas noches se cruzan ahora por mi mente y es todo tan real, tan lejano y tan cercano a la vez.

Salud y buenos alimentos

Penélope dijo...

de todas las verdades, de labios y flequillos, una fue la más: "estamos en el medio de un círculo"

mejor me como un chocolate...

kiss

alicia.naranja dijo...

ai che pero que lindas cosas hay aca!

Rex dijo...

Carroll situó a la niña delante del espejo y dándole una naranja le dijo:
—Primero quiero que me digas en qué mano tienes la naranja.
—En la derecha —contestó Alicia.
—Ahora —dijo Carroll— fíjate en el espejo y dime en qué mano tiene la naranja la niña que ves en él.
—En la izquierda —dijo Alicia.

la enmascarada dijo...

En el infierno de Dante, los poetas están en el círculo de la lujuria. Son propensos a los excesos de la carne, por eso es natural que la chica caiga rendida a tus encantos.
Es natural.
Muy linda la poesía.
Un beso.

Virgilio dijo...

Mirá que yo le dije a Dante cuando lo llevé: "este infierno está encantador".