jueves, abril 13, 2006

Joey Remmers

2 comentarios:

ramón dijo...

me encanta esta imagen, juan. no se sabe si el nene se lo está imaginando o si los platos voladores son reales y él es el único que se va a salvar de su casa. además él está tranquilo, mirando. florecen los cerezos. no hay miedo.

Rex dijo...

sí, está buena, porque el único personaje, el nene, mira hacia la misma dirección que el espectador. Entonces nosotros miramos lo que él ve antes (por ubicación) y de eso resulta la posibilidad de que todo sea parte de la imaginación infantil. Es como que miramos a través de sus ojos (en realidad el dibujo no muestra que este chico tenga ojos, eso lo suponemos nosotros, podría ser ciego), por lo tanto el universo infantil pasa a ser el nuestro, de algún modo, no?

un abrazo