jueves, enero 04, 2007

El ruido entre las Flores

estos días la mente está seca como las plantas de mis canteros
agotada por un verano gigante deriva sus razones al centro del cuerpo
entre el pecho y el estómago saca conclusiones apresuradas

ayer a la noche me puse la mochila y salí a dar vueltas manzanas
las bolsas negras eran deshuesadas por distintas especies vivientes
la luna brillaba deforme en la zanja tornasolada por los restos

en la calle de los bananos la primavera tardía me picaba los ojos
el verde manchado parpadeaba en el negro un colorado crepuscular
penando de vos el órgano dale que te dale con la música pegadiza

esta mañana el sol me trajo rodeado de perros y buenos borrachos
en el alambrado norte de Flores desayunamos cualquier cosa
jugamos a las cartas y vimos correr a empleados y oficinistas

temprano pasaban los tetra entre las uñas crecidas de la reunión
las paralelas de las vías se tocaban en el infinito de la zona oeste
esta mañana el sol me trajo del fondo de una sonrisa desdentada

cuesta mantenerse a raya en el medio de este baile antisocial
te amé en plazas verdes en cines y shoppings de la buenaventura
ahora me acuerdo de Ana entre pobres diablos callados por el ruido

cuando vino el quinto tren me colé saltando la pared de Fray Cayetano
los rulemanes de abajo repetían tu nombre en cada durmiente
colgado de la puerta miraba cómo cambiaba el color de las cosas

unos pibes aspiraban pegamento en un baldío saliendo de Flores
el más chico supo que lo miraba y se le ocurrió saludarme
quise responder pero las manos me sostenían del vacío

esta mañana el sol me trajo de una década paralela
ahora estoy viajando y mi cara es plastilina de la velocidad
las casas y los árboles se borran por el vértigo

voy a meterme abajo del agua para aguantar la respiración
lo haré cuando vuelva a mi casa pero no sé bien dónde queda
cuando levante la cabeza disfrutaré la primera bocanada de aire

voy a meterme voy a salir voy a gran velocidad
hoja luz ojo de las Flores
ruido negro zanja rojo del tren uñas del fondo del sol

15 comentarios:

Casla dijo...

Che, Incar, esto es genial. Ponele la música que ya tiene.

Anahí Lazzaroni dijo...

¡Chapeau!!!

Juan Diego dijo...

-gracias anahí!

-fabián, realmente me pone muy contento que te guste. abrazo

a&b dijo...

si digo que me enamoré es una pelotudez, no?

Rex dijo...

mmm... yo debo ser re pelotudo entonces, porque me enamoro todo el tiempo!

Anónimo dijo...

Diego, que tristeza!!!
Donde hay consuelo?

Anónimo dijo...

buenísimo, Juan Diego!
saludos

Anónimo dijo...

y éste también Juan!
aplausómetro al rojo vivo
besos y palmeritas aplaudidoras

SL dijo...

un poema de la tristeza menemista

a&b dijo...

rex: y buenos seremos dos, pelotudos, digo, por si, definitivamente: me enamoré leyendo el texto...detrás de su tristeza

a dijo...

rex: y buenos seremos dos, pelotudos, digo, por si, definitivamente: me enamoré leyendo el texto...detrás de su tristeza3�s de su tristeza

superloyds dijo...

"temprano pasaban los tetra entre las uñas crecidas de la reunión"

"los rulemanes de abajo repetían tu nombre en cada durmiente"

"ahora estoy viajando y mi cara es plastilina de la velocidad"

muy bueno amigo, me encantó che
salu2

Juan Diego dijo...

gracias a todos!

Nucífora dijo...

Lindo poema
Me gusto el verso
"voy a meterme abajo del agua para aguantar la respiración"
slds y feliz año

Anónimo dijo...

¿el primer comentario de casla es un poco una bardeada?: o sea: "vos hace cancioncitas con tu guitarrita que de los poemas nos ocupamos los que podemos hacerlos bien?"