lunes, junio 05, 2006

autoimagen/////////////////////////1972













Vivíamos prácticamente en estado de alucinación. Cada minuto renovaba el miedo y lo hacía crecer, como ahora crece Villa Celina mientras oigo y veo estas cosas de antes. Crece como un monstruo y devora la casa de mis padres. Crece a la noche y recorta el cielo y camina. Crece y después se achica. Es un monstruo plástico. Se mete en los agujeros de los cordones y se arrastra por los túneles, entre los cuerpos de las ratas y las moscas muertas de veranos anteriores. Escribo y ella crece y yo no existo. Crece y me sepulta en la negrura de tanta espera y tanto enredo, que ya no sé si es de antes, de ahora o de cuándo.
—¡Venganza!
Pero ahí vienen. Vienen y hablo en el patio con macetas, en el patio con baldosas rojas y amarillas, en el patio con los juguetes y las piernas de mis abuelos. Ahí vienen y el monstruo plástico vuelve a su noche. Crece. Vienen. Se achica. Las alucinaciones se levantan del subsuelo y mi lengua repta en la boca entre los dientes y sisea, Celina suburbio, en la zanja podrida y aceitosa y suena, musiquita de este cuarto, una melodía de compases feroces como disparos.
(Villa Celina, "Los Rabiosos" -fragmento-)
Autoimagen 9 -----------------------------------------------------------------------------------------------------------

5 comentarios:

la enmascarada dijo...

Mirá, tu foto me hizo acordar a las mías de cuando era chica.
También en blanco y negro (me deprimí)

Rex dijo...

Estamos viejos, enmascarada!
y bue.

Fideos y Fideos dijo...

che, cuando quieras mandate algún texto al blog.
abrazo

yukio dijo...

brillante...
celina crece y crece..., ni te cuento ciudad evita!
abrazo,
yukio.-

Rex dijo...

-Genial, Fideos, cuando tenga algo digno, mando.
Abrazo

-Muchas gracias, Yukio. Sos o eras de Ciudad Evita?