domingo, agosto 28, 2005

Villa Celina

Imagen del Tanque de Celina y la Escuela 137.

Villa Celina está situada en el sudoeste del Conurbano Bonaerense, en el partido de La Matanza. Aislada entre las avenidas General Paz y Richieri, tiene ritmo pueblerino y aspecto fantasmagórico. Barrio peronista como toda La Matanza, su vida social gira en torno a los clubes, la Sociedad de Fomento, la Parroquia Sagrado Corazón y las escuelas del estado. Debe su nombre a Doña Celina, señora que poseía gran parte de las tierras que hoy conforman el barrio. En sus orígenes, fue poblada por españoles e inmigrantes del sur de Italia, como mis abuelos José y Lucía, o Juanita, la almacenera, o Antoña, su cuñada. Las primeras casas fueron construidas por los mismos inmigrantes, edificaciones generalmente bajas, con fachadas provistas de una puerta y dos ventanas, una en la pared exterior sobre la vereda, otra dentro del habitual porche. Con el tiempo, se construyeron barrios de monoblocks obreros o militares en sus zonas periféricas, como el Barrio General Paz, el Barrio Richieri, los edificios Estrella o los bajitos de tres pisos que están cerca del Mercado Central, fondo mítico que cuenta con un fuerte del siglo XIX que ha generado más de una historia. En las últimas dos décadas, el barrio recibió grandes oleadas de personas de origen boliviano, lo que ha generado que un sector de Celina sea denominado como "Pequeña Cochabamba". En su centro geográfico, frente a la escuela 137, se encuentra el famoso tanque de Celina, de estructura circular y bastante alto, con escalera caracol en su interior. Desde sus elevadas tejas se domina toda la zona y hasta pueden verse otros barrios que pertenecen a Celina, como el Barrio Urquiza, Las Achiras y el Barrio Sarmiento, además de los vecinos Madero, Tapiales y Lugano. En mi infancia y adolescencia, durante la década del 70 y el 80, aún perduraban grandes extensiones de campo y potreros (hoy esos terrenos prácticamente han desaparecido) que propiciaban la aventura y el juego infantil en toda su dimensión. Quienes crecimos en Celina, hemos jugado en el campito hasta la oscuridad total y las nubes de mosquitos en la cabeza. Sus jóvenes frecuentan las esquinas, siempre con botellas de cerveza Quilmes en la mano y marihuana, a veces con una guitarra, a veces con una pelota de fútbol para el partido nocturno sobre la calle. Es un barrio de fierreros (hay uno o dos talleres mecánicos por cuadra) y de músicos. Tango y rock and roll siempre presentes, ahora también cumbia. Sus bandas siempre fueron numerosas, algunas conocidas como Viejas Locas (Piedrabuena y Celina), Callejeros y Villanos. En sus noches se percibe una fina niebla, iluminada parcialmente por los viejos faroles del alumbrado, se escuchan ladridos de perros (que abundan), tiros lejanos y muy cercanos, y una especie de rumor difícil de clasificar que interrumpe frecuentemente el diálogo en las veredas, quizás una especie de pasado, un sonido de pasado, un gol de Tino en el campito mezclado con la risa de los pibes del grupo "Perseverancia" y las puteadas de Carlitos el borracho.
Algunos textos relacionados:

13 comentarios:

Marina dijo...

Iba a hacer un comentario, pero me dí cuenta que adonde yo había ido era Villa Adelina, no Celina, perdón.
saludos

Lale dijo...

quiero volver a subirme al tanque a comer pizza de Pizza Pala y cantar En el hospicio. por qué lo enrejaron?

Marina dijo...

Mi pésame amigo, Ud ha sido invadido!!!

Rex dijo...

Marina: Es bastante común la confusión, pero esa era otra señora, que paraba por Boulogne y Villa Bellester, al norte. Celinita se movía más por Lugano y Madero. ¿Se habrán conocido? Quizás en alguna fiesta, en la capi, quién sabe.

Lale:Qué linda época aquella, no? ¿A vos te daba vértigo la escalerita caracol?

Lale dijo...

Rezaba para que llegue ese descanso-balcón-pasilloalvacío que hay en el medio del tanque y cuando llegaba...solo me daba más vértigo. Tremendo. Maravilloso.

Fideos y Fideos dijo...

Madero Y Ballester sí. Pero pensé que Villa Celina era un barrio de capital. O sea, ahora te entiendo un poco más. Estamos del mismo lado de la fuerza. Un día de estos pasá por casa y nos tomamos una birra.

Fideos y Fideos dijo...

Bueno acá en Palomar no son todos peronistas, pero sí los hay. Se nota como existe una tensión entre el mismo tipo de peronista de Vill Celina y los militares (tenemos el colegio militar, un batallón y también está la fuerza aerea).pero sí son tanos, re tanos.
Cruzando las vias hay alemanes (en ciudad Jardín, la parte cheta de palomar) con un quiosco nazi y todo. También podría hablar de los chinos que (seguro que en celina también) viven con nosotros (vivo encima de un supermercado chino) y nos vendían cerveza cuando eramos pichones de 15 o 16 años.

Fideos y Fideos dijo...

Prometo postear algo sobre los chinos.

Rex dijo...

Interesante lo que contás sobre Palomar. Tenés que postear sobre esas cosas.
Dale, un día nos tomamos una birra.

Celina está en provincia, en La matanza, entre Madero y Tapiales (provincia) y Lugano (Capital), pero Ballester no queda por acá, eso está mucho más lejos.

Un abrazo

Fideos y Fideos dijo...

(Sí, ballester es de estos pagos, en San Martín. lo que pasa es que se nobró más arriba)

Raly dijo...

La UB Facundo Quiroga fue parte de mi infancia, como el CEF N° 3 donde supe lo que se jugar al futbol. Gracias por la infancia en Barrio Sarmiento de nisperos, moras y cuis.

juan diego dijo...

muchas gracias raly!
gracias a vos.
un abrazo

Juan dijo...

gracias por hacerme recordar las tardes de pelota en los potreros y los fines de semana como se llenaban la gente incluidos los barriletes y ni que hablar los picaditos que jugaba con Tino en la esquina de su almacen o al frente. y cazar lagartijas detras de la escuela 137. Que tiempos aquellos hoy todo es diferente lamentablemente