viernes, octubre 02, 2009

<3

Por las mejillas, el seño y las patas de dos gallos tocados por la violencia,
la cerda mojada en la paleta del carnicero le pinta el retrato del viejo,
del joven, da lo mismo, Dorian Grey para cada caso, público o privado de compañía,
que hace un instante decía yo como persiguiendo un fantasma, o un pájaro
que lo protegería bajo su ala si tan solo pudiese alcanzar el nido.

Es tan cruda la carne que las moscas le tapan la comida.
Su conciencia es una concha cavada en un terreno que no es de él sino propiedad de ella,
una razón cavada a pija y pala, de sol a sol, de luna a luna, en cuerpos cultivados detrás de alambrados que impiden el acceso porque la conciencia no está ni en la mente ni en el cuerpo de uno, hay que buscarla en otro lado saltando por ahí como un demente, perdido como sapo de otro pozo.

Las medias de red lo atrapan como a una mosca en una
telaraña fina pero pegajosa, invisible pero letal.
Picado por el veneno le dan ganas de estamparse,
clavarse la cabeza en la ventana hasta que sangre
la ciruela acumulada en un mes de camas y de chats.

Tirado
en el piso
a la hora de los mosquitos bombea
la sustancia de la higuera hasta que explota
la leche cortada por el tronco y de las ramas
crecidas en el techo los buhos lo contemplan
mientras mezclan música en la fiesta intracraneal
los dijeis de las cintas encefálicas y entonces todos saltan,
todos los pensamientos bailan, pero justo a tiempo
el vecino se queja porque no puede dormir y golpea la pared
de la cavidad algodonada por las nubes que vio cuando era chico
y su propia madre hecha un fantasma por el sueño, peor que un fantasma,
una maldita santa madre incrustada con despertadores a tuerca mariposa
le da rosca a sus órganos vitales para que su cuerpo se exprese contra él.
¡Levantate hijo! Pero él no puede contestar, prefiere bajar por el cráter
del volcán más abajo de las sábanas hasta el centro de la Tierra,
hasta los mares que juntaron las gotas del gotero, hasta el agua
salada por cuarzos y amatistas de la geoda cónica de Dante,
pero la mujer que lo parió con ayuda del vecino desvelado
gritan a dúo ¡levantate quinoto, despertate Juan, tenés que ir a no sé dónde!
¡La reputa madre que los re parió a todo el mundo, déjenme dormir en paz!

Los símbolos que le metieron por un edema los científicos
cabeza le duele la y mierda pasa qué, levita sobre el
monoambiente, la trompa de falopio lo absorbe, laaa.

Capturado por el flash de la Gorgona permanece en la misma posición,
como gateando en dirección a la canilla que gotea la panza de una gota
que nunca cae nunca cae nunca cae cae cae cae cae cae de su pico.

Mete los dedos en los ojos del enchufe:
pura energía cinética, una película en FF,
el troquín y el troquíter y la misma cabeza humeral
se prenden a la turbina y cada vez falta menos,
la corriente avanza por los cables amarillos de la arterias destapadas,
la cefálica y la basílica se recargan completas, los cables pasan al naranja,
las venas satélites abren la válvula y el nervio mediano pasa al violeta,
el músculo cutáneo, el branquial, los bíceps se inflaman y derivan las funciones
y las variables son constantes y explotan los vectores y su brazo por fin se levanta,
la mano se abre y se cierra y se hunde en la foto de la pantalla de FB
entre mutantes del Riachuelo y corazones del país de las maravillas.

El tiempo está loco y la lluvia cae desde el sol.
Él la mira por la ventana de su casa
mientras las cosas le hablan todo el tiempo.
La pared está triste, la pared está contenta,
El piso está triste, el piso está contento,
La mesa está triste, la mesa está contenta,
La silla está triste, la silla está contenta,
La heladera está triste, la heladera está contenta,
El techo está triste, el techo está contento,
La puerta está triste, la puerta está contenta.

3 comentarios:

Paula Cecilia dijo...

Me encanta

Juan Dé dijo...

=)

Anónimo dijo...

¡Ceño, amigo!, ceño...

(Sí, ya sé, es una boludez, pero leí "seño" y pensé en una seño del jardín de infantes; aunque también podría ser una señor al que le falta la ere)