viernes, octubre 17, 2008

Viva Perón

-fragmentos-

"De pronto, entró a la Parroquia una veintena de personas, lideradas por el joven Padre Fernando, a quien llamábamos el Racu. Era la delegación de la Pastoral Social, bastante cargada de vino, que llegaba tarde al Vía Crucis. Al verlos, los guías de los grupos juveniles se pusieron eufóricos y todos se abrazaron. Después empezaron a saltar y a patear las velas contra las paredes. Cantaban “Vea vea vea, somos la famosa banda del Flaco y la Virgen villera, vea vea vea, somos la famosa negrada de la Pastoral Villera”. Enseguida, el Racu enganchó con “Loooos muchachoooos peroniiiistaaaaas…” y entonces los demás se acoplaron a todo volumen, levantando las brazos y haciendo la V. Yo tenía trece años y no entendía bien los códigos de aquellos muchachos más grandes, pero el ritual que estaba presenciando me causaba fascinación. Por inercia, también levanté la mano. Mis dedos infantiles, perdidos en el medio de aquel pogo, hicieron la V por primera vez. Alrededor, la serpiente de fuego agonizaba en el patio de la Parroquia. "

*

"Tripas de plástico y cera derretida humeaban el humo pascual, cuando los últimos guías y guiados que quedábamos, sentados alrededor del Racu, caímos de a poco en una especie de somnolencia, causada, para algunos, por el efecto del alcohol, y para otros, como yo, simplemente por el cansancio y por ver la nada en puntos fijos. La noche, con todo su peso, se nos caía encima y nos retenía, grabándonos las infancias y juventudes en las baldosas. En el silencio, rock nacional, canciones religiosas y marchas políticas se mezclaban en los ecos mentales de cada uno, modificando la respiración y el movimiento muscular. Toda la noche hasta que saliera el sol, tocando en una banda de rock and roll. Padre te pedíamos que nos libraras del mal, que volviera Evita y el General, Eva Duarte y Juan Domingo Perón, que vinieran al patio del Sagrado Corazón."

*

"—¡Dicen Viva Perón! —Gritó Huevo, uno de los coordinadores de la Pastoral a quien la borrachera no le había impedido subir al techo—. ¡Las velas en el piso dicen Viva Perón!

Nos pusimos de pie y tratamos de ver, pero no se notaba nada, apenas veíamos un montón de botellas y velas desparramadas. Huevo dijo que desde arriba se veía bien, que nos subiéramos. Racu propuso que había que subir entonces, porque eso había que verlo, que los niños y los borrachos siempre decían la verdad.

Uno a uno, nos fuimos trepando al alero. Una vez arriba, Huevo nos fue marcando la figura. La imagen era difícil, pero si aprendías a unir las velas correctas, como hacía uno en el cielo con las estrellas cuando dibujaba figuras de animales o de hombres, entonces podías descubrir una V gigante que tenía en el medio una P. Casi todas las velas estaban apagadas, pero algunas, por el viento, se habían prendido de nuevo y por eso el símbolo titilaba."

*

"A eso de las cinco de la mañana sucedió algo insólito. Rezábamos un rosario misionero a la Virgen villera, cuando en el último denario un chirrido fuerte empezó a contestar los avemarías. Nos miramos, sonriendo. Todos movimos la cabeza, sin dejar de rezar, buscando por curiosidad el lugar donde podría estar aquel grillo. Pero como suele pasar con estos insectos, el canto confundía y cada uno indicaba un lugar diferente. Huevo señalaba la canaleta del alero, mientras Pelotone el techo de la Casa Parroquial y el Racu las velas en el patio. Era un misterio sin sentido, porque no pasaron ni dos cuentas del rosario de madera, cuando todo el lugar empezó a llenarse de bichos, que ahora sí podían suponerse, oscurísimos, saltando o volando entre las paredes, entre los techos, entre nosotros. Era una verdadera plaga, contestando el llamado del primero, que quizás llegaba desde el campito aledaño o en una de esas desde otra parte, de otras oscuridades más alejadas de la Provincia, una plaga de grillos salida de la cabecita negra de la Virgen de Luján. "

*

"Curas y laicos, medio dormidos y medio despiertos, quedamos envueltos en la nube de bichos, cada vez más espesa. La V formada en el patio desaparecía de la vista. Yo recordé que otras veces, en el campito, había entrado con mis amigos a las nubes de mosquitos o de mariposas, pero nunca había estado en una de grillos. Lo más raro del asunto, comentaban los más grandes, era que pasara algo así en pleno otoño, que era más común en verano. Era el milagro, se ponían de acuerdo, que todavía no se había acabado, el milagro de la V que atraía a los animales de los alrededores, como los lobos y las palomas en Asís, como las cabras y las ovejas en Fátima."

13 comentarios:

Ojaral dijo...

Así, como los grillos, deben haber llegado los obreros a la plaza hace 53 años. Lindo cuento.
Saludos.

Ojaral dijo...

63 años

juandé dijo...

muchas gracias ojaral.
estos son sólo algunos fragmentos, no el cuento completo.
saludos!

Julia dijo...

Viva, che!

natanael amenábar dijo...

Es el hecho maldito del país burgués, los peronistas agarran una iglesia y la llenan de bichos.

Juan Diego, leí esto el otro día y me pareció que te podía interesar, es muy conmovedor.

El destino del Pequeño Héroe Peronista
http://jovenescacharienses.blogspot.com/2008/10/el-destino-del-pequeo-hroe-peronista.html

juandé dijo...

muchas gracias natanael, acabo de leerlo, muy bueno, una historia emocionante, ahí le comenté.

un abrazo

Anónimo dijo...

Qué peronismo más snob y penoso.

Anónimo dijo...

Viva Perón carajo!!!!

Bruja dijo...

Hay una leyenda que cuenta que el padre Mugica, de familia rabiosamente antiperonista (y él tambien hasta ese entonces, según me contaba mi abuelo), después de los bombardeos a Plaza de Mayo y de la posterior quema de iglesias salió a ver que era lo que habia pasado con una iglesia de por ahi cerquita... Y en esa iglesia encontró una frase escrita en la pared, asi con pintura que decía ni más ni menos "sin Perón no hay Dios ni Patria". Según cuentan , ahi empezó a ver por donde venía realmente la mano...

Me gustó su Viva Perón, Incardona. Ahi donde se entrecruzan la mística del peronismo y la religión se produce un relato precioso.

Saludos.

juandé dijo...

gracias Bruja Tonks!
besos

Anónimo dijo...

y,el peronismo siempre tuvo que ver con la iglesia justo con la parte mas de derecha..

Anónimo dijo...

No.
la derecha católica fue enemiga del peronismo, de ahí la quema de iglesias.
el cristianismo peronista es el tercermundismo, los curas obreros, el padre mugica.

Anónimo dijo...

medio pelo